El catálogo Messier (Maratón Messier 2016)

Charles Messier identificó y listó aquellos objetos de cielo profundo que, siendo fijos en la esfera celeste, le molestaban en su objetivo principal, que no era
otro que la búsqueda de nuevos cometas.

Objetos del Catálogo Messier.

Objetos del Catálogo Messier.

Messier publicó una primera edición de su Catálogo en 1774, conteniendo los primeros 45 objetos (M1-M45). Un primer suplemento vio la luz en 1780 alcanzando ya la cifra de 70 (M46-M70), y un año después el Catálogo se amplió hasta la cifra de 103 objetos. Para estos trabajos Messier contó con la ayuda de otro astrónomo francés, su amigo Pierre Mechain. Su trabajo de catalogación no implica que todos los objetos fueran descubiertos por ellos, pues el Catálogo incluye algunos que ya se habían descrito con anterioridad.
Con posterioridad a la muerte de Messier, y a lo largo de un siglo, también otros astrónomos inscribieron en el Catálogo los resultados de sus observaciones, ampliándolo hasta la lista de 110 objetos que conocemos hoy día.
El Catálogo Messier, que representa para los aficionados el más famoso y estudiado de los muchos listados existentes de objetos astronómicos, incluye cúmulos estelares tanto abiertos como globulares, nebulosas difusas y planetarias, galaxias espirales, elípticas, barradas y lenticulares, y algún que otro objeto que no puede catalogarse realmente como ninguno de los anteriores, por ejemplo M24 (una nube o mancha estelar), M40 (una estrella doble) o M73 (del que aún hoy se discute si se trata de un cúmulo o no es más que un simple asterismo). Se trata en su totalidad de objetos visibles desde la latitud de París, desde donde Messier realizaba sus investigaciones del cielo. Con la publicación del Catálogo Messier se puede decir que dio comienzo el estudio organizado del cielo profundo.

Algunos de los objetos del Catálogo Messier son tan conocidos entre los astrónomos aficionados que desde hace tiempo reciben un nombre propio que los identifica popularmente, como la Nebulosa del Cangrejo (M1), el Gran Cúmulo de Hércules (M13), la Nebulosa Trífida (M20), la de Andrómeda (M31), el cúmulo del Pesebre (M44), etc.
Aproximadamente una decena de objetos Messier se pueden identificar a simple vista si se dan buenas condiciones de observación, y más de la mitad se pueden localizar con prismáticos de tipo medio, si bien también hay algunos de más difícil visualización. No están numerados según un orden de posición en la esfera celeste, pues se iban numerando sin más orden que el de su hallazgo por parte de Messier y Mechain. Tampoco se encuentran uniformemente distribuidos en el cielo, pues la mayoría se concentran en la parte central de la Vía Láctea (aunque aproximadamente un tercio están fuera de ella) y en el Cúmulo de galaxias de Virgo.
115Desde la década de los 80, las asociaciones de astrónomos aficionados de todo el mundo eligen la luna nueva más próxima al equinoccio de primavera para llevar a cabo el reto del “Maratón
Messier”, consistente en intentar observar los 110 objetos del Catálogo en una sola noche, lo que conlleva unas 10 horas de observación.

La Asociación Astronomía Sevilla está organizando un Maratón Messier para el próximo día 12 de marzo. ¿Te animas a hacer este reto con nosotros? Infórmate aquí.

Publicado en Maratón Messier 2016, Portada Etiquetado con:

¿Quién fue Charles Messier? (Maratón Messier 2016)

Charles Messier

Charles Messier

Nacido en la región de Lorena en 1730, falleció en París en 1817.

Debido a su gran habilidad como dibujante, fue contratado  por el astrónomo real Joseph Nicolas Delisle para realizar un mapa de la Gran Muralla China. Posteriormente Delisle lo llevó a trabajar con él al observatorio de la Marina Real. De esta forma Charles Messier llegó a la astronomía.

A pesar de que Charles Messier carecía de formación en materia astronómica, su interés por los objetos que dibujaba lo llevó a convertirse en un gran observador, y se dedicó, especialmente, a la búsqueda de cometas.

En su búsqueda de cometas, se topaba con una serie de objetos que le llevaban a pensar que podían ser cometas, pero resultaba que no lo eran. Para no perder el tiempo con estos objetos, que le despistaban de su objetivo, comenzó en 1764 un listado de ellos para poder descartarlos rápidamente cuando se los encontrase.

Este listado es lo que se conoce como catálogo Messier.

La Asociación Astronómica Astronomía Sevilla está organizando un Maratón Messier, para tratar de observar en una sola noche el mayor número de objetos del catálogo Messier.

Puedes encontrar toda la información sobre el evento que estamos organizando aquí.

Publicado en Maratón Messier 2016 Etiquetado con:

Maratón Messier 2016

Maratón Messier 2016. Astronomía Sevilla

Ven a descubrir todos los objetos del Catálogo Messier en una noche especial a través de la actividad el MARATÓN MESSIER,.

También daremos una pequeña charla de introducción a la astronomía.

No dejes pasar esta oportunidad para retarte a ti mismo o para aprender con los compañeros de la Asociación Astronómica Astronomía Sevilla los más bellos objetos del espacio profundo: Cúmulos globulares, cúmulos abiertos, galaxias, nebulosas de emisión, nebulosas de reflexión, nebulosas planetarias, sistemas dobles, etc, etc…

Precio: 5€ (más gastos de gestión).

Gratis para niños menores de 12 años

Inscríbete en: maraton-messier.eventbrite.es

Plan de la actividad

Preguntas frecuentes Maratón Messier 2016

El Maratón Messier es una actividad desafiante y divertida cuyo objetivo es ver los 110 objetos de espacio profundo que catalogó Messier en una única noche. Para lograrlo hay que ser disciplinado y seguir un orden específico dejando atrás aquellos que no hayan podido ser observados. Para poder lograrlo se requiere un conocimiento mínimo del uso del telescopio/prismáticos (SI también se puede hacer con prismáticos) pero sobretodo mucha voluntad. Este es un reto clásico entre los astrónomos aficionados, que hay que hacerlo en esta época específica del año, y que por sus características no se corresponde con lo que suele ser una noche de observación normal, ya que requiere de un manejo del instrumental y conocimiento mínimo del cielo.
La Asociación Astronómica Astronomía Sevilla se encargará de gestionar todo lo necesario para el desarrollo de la actividad (planificación para ver los objetos, horarios de descanso, descripción de los mismos...) pero es muy interesante saber a lo que "vamos a enfrentarnos" de antemano. Por tanto os recomendamos que consultéis la siguiente web para adquirir un mayor conocimiento del evento: http://www.astroerrante.com/superior-contenidos/superior-articulos/principal-articulo-observacion/810-guia-del-maraton-messier.html
La finca debe permanecer cerrada durante el transcurso de la actividad por lo cual no está permitido el libre tránsito de entrada y salida de los asistentes. Realizaremos un horario con las horas de apertura y cierre de la puerta de acceso para que podáis acomodaros. Os mantendremos informados.
Estamos en diálogo con el ayuntamiento de Almadén de la Plata para facilitar esta posibilidad
No existe ningún requisito de identificación y aunque no hay límite de edad, al ser un reto para todo aficionado y transcurrir en las frías noches del fin de invierno, se recomienda no asistir con niños muy pequeños. Es posible que se alcancen temperaturas bajo cero a lo largo de la noche.
El evento se realiza en una finca de utilidad pública con amplio lugar de aparcamiento, el transporte corre por parte de los asistentes y aunque hay servicio regular de autobuses hasta Almadén de la Plata lamentablemente no hay servicio público hasta la finca. No obstante intentaremos establecer algún servicio para compartir vehículos entre los asistentes.
Ante todo debes prepararte para una noche gélida y, si deseas completar el Maratón, larga. Así que debes llevar: 2 comidas importantes, un par de bocadillos grandes o empanada o cualquier comida que se pueda comer en el campo. Algo para picar entre horas, se agradece mucho tener algo que llevarse a la boca cuando aprieta el sueño como chocolate o patatas fritas o galletas. Té, café, caldo caliente, si dispones de un termo no dudes en llenarlo con tu bebida caliente preferida. Refresco con cafeina o agua, también lleva agua o alguna bebida con cafeina que te ayude a mantenerte despierto. Silla y mesa. Si dispones de alguna silla o mesa para la playa o para el campo sería ideal que lo trajeras pues te servirá para descansar y apoyar tus cosas. Abrigo, mucho abrigo. Para aguantar una noche con algunos grados bajo cero es necesario abrigarse en capas de cebolla. Intenta llevar un par de pantalones o el pantalón del pijama debajo de tu pantalón normal. Las botas más calentitas que tengas y si te lo permite sin que se corte tu circulación un par de calcetines de invierno. Para la parte superior lleva al menos un par de camisetas interiores de manga larga, un jersey o similar y un buen abrigo. Guantes y GORRO imprescindibles. No solemos darle importancia pero un buen gorro mantendrá tu cabeza caliente y te evitará perder frío por la cabeza. Luz roja. Para poder ver en la oscuridad los astrónomos usamos linternas de luz roja pues evita el deslumbramiento y ayuda a que se recupere la visión tras su encendido. Si no dispones de una compra papel celofán rojo y envuelve bien tu linterna. Equipo astronómico. Haz una lista de todo tu equipo y no te dejes nada atrás, si no dispones de ninguno intenta conseguir unos prismáticos te sorprenderá lo que puedes llegar a descubrir con los mismos. Cuaderno y bolígrafo o lápiz. Aunque no lo creas tener un registro tomado de tu puño y letra de la sesión te será de gran ayuda en tu avance en la aficción así que siempre lleva contigo un cuaderno de "observaciones" y un buen bolígrafo para dejar constancia de todo lo que aprendas esa noche. Lo agradecerás.
Si, no hay ningún problema
Si por favor, de otro modo deberás adquirir una en la puerta de la finca.
No, como ya hemos dicho no hay ningún requisito de identificación.

Inscíbete

Publicado en Eventos Aficionados, Maratón Messier 2016, Portada, Salidas Etiquetado con:

Actividad de observación astronómica. Enero 2016.

El pasado sábado 16 de enero se convocó una nueva salida de observación astronómica de nuestra Asociación, en este caso abierta no sólo a los miembros de la misma sino a toda aquella persona que pudiera estar interesada. En realidad habíamos hecho un primer intento una semana antes coincidiendo, como siempre se intenta, con la luna nueva, pero la complicada meteorología de estas fechas lo había impedido.

116

Así, a la hora prevista, un primer grupo compuesto por diez amigos y amigas nos desplazamos a un punto de la sierra sevillana desde el que poder disfrutar de una relativa oscuridad, aún sabedores de que esa noche la luna no se ocultaría hasta pasadas las 1:30 a.m. Empezamos a desplegar nuestros dobson, reflectores, prismáticos, cámaras, etc., reinando el buen ambiente de siempre, y realizándose las preceptivas fotos de grupo aprovechando las últimas luces del día.

La sesión de observación dio comienzo sobre las 7:30 de la tarde, aunque horas más tarde fueron incorporándose hasta otros cuatro compañeros más, y es que algunos habían declarado desde el principio su intención de “cazar” al cometa Catalina C/2013 US10, tanto en visual como en fotos, y por ello estaban decididos a aguantar el tirón hasta la hora necesaria, no siendo propicias para ello estas primeras horas.

Puesta de luna con las Pléyades

Nos encontramos un cielo magnífico, muy claro, si bien al principio todavía nuestro satélite nos impedía la visión en las regiones del cielo más cercanas a él. Un cielo típicamente invernal dominado por el gigante Orión y su Perro Mayor, el Toro con sus Pléyades, y recorrido de este a oeste por magníficas constelaciones como los Gemelos, el Cochero, Perseo, Andrómeda y un Pegaso ya de retirada al establo, al contrario que la Osa Mayor, cuyas estrellas de la cola, aún escondidas tras las lomas cercanas, nos empezaban a saludar por el horizonte noreste, trayendo con ellas al esperado cometa Catalina.

La sesión transcurrió entre consejos de los más experimentados a los más novatos, intercambio de oculares, alegría por los hallazgos que se iban produciendo, unos interesados por lo que conseguían ver los otros, y conviviendo en buena armonía lo visual con lo fotográfico.

Sin embargo el protagonista de las conversaciones empezó a ser el frío reinante, que se iba acentuando poco a poco… hasta que fue salvado con la genial y sorprendente aportación de Raúl, que preparó in situ una humeante sopa de fideos que nos entonó el cuerpo y que nos pareció a todos, en aquellos momentos, bastante más interesante que la aparición de Júpiter, que empezó a salir a escena probablemente un tanto molesto porque nadie le hacía caso. Tiempo hubo para admirar después al gigante gaseoso y sus satélites.

La noche continuó en el mismo tono de buen humor y buenos resultados, y cuando algunos ya emprendían regreso a eso de las 2 a.m., los más noctámbulos se dedicaban a la observación y captura fotográfica del cometa Catalina C/2013 US10, ya más alto en el cielo, como queda constancia en las fotos que acompañan. Fue en definitiva una noche estupenda tanto para satisfacer el gusanillo astronómico como para estrechar lazos de amistad entre nosotros.


Redacción: Fernando Ordóñez

Imágenes: Alicia Lozano

Publicado en Eventos Aficionados Etiquetado con: ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR